3 de diciembre de 2007

ATENCIÓN AL CLIENTE O COMO PERDER LOS NERVIOS

Hoy me he armado de valor para llamar desde mi móvil al número de atención del cliente de la compañía a la que estoy abonada. Trabajé de teleoperadora durante mi último año de carrera y os juro que siempre pienso cómo me trataba la gente y que siempre soy amable con los teleoperadores y tengo paciencia con ellos.


Pero hoy ha sido una tortura.


Lo que ya me irrita de buen principio, es que es un contestador automático el que te atiende. Y siempre te da las explicaciones leeeeeentaaaamenteeeee.Porqué ya se sabe, que cuando uno llama a su operadora es para pasar el rato, o esto es lo que creo que deben pensar los que han ideado este sistema.


Primero me han preguntado si la consulta que voy a realizar, es referente al mismo número de teléfono, desde el que hago la llamada y después de repetir sí dos veces, la voz del contestador me ha repetido MI número despaciiiito, por si acaso, no lo había entendido bien.
Una vez aclarado que sí, que quiero realizar una consulta desde el número desde el cual llamo, me han dado las siguientes instrucciones:
me van a dar toda una lista de temas (consultas y gestiones) y cuando yo oiga el tema por el cual estoy llamando, tengo que interrumpir a la voz de la maquinilla del infierno. El truco es que la lista, te la exponen rapidilla, para que la pilles a la primera.


Bueno, aquí sí, que me he pensado que me tomaban el pelo.

Primero te bombardean si has llamado por una promoción, que evidentemente, te la explican, después de oír como unas 10 cosas más, por fin oigo la frase que estaba esperando: "cambio de cuenta bancaria" y casi llorando de alegría digo: ¡sí! pero como la máquina seguía con su retahíla me ha contestado: "usted ha escogido contestador automático diga sí si es correcto y no si no quiere realizar esta operación" y yo: ¡NO! y vueeeeelve desde el principio a ponerte la lista.

Y yo pienso ¡Ah! ya se el truco, lo que tienes que hacer el aprenderte de memoria la lista y antes de que digan la frase esperada, tu ya gritas ¡Sí! y allí es cuando te resuelven el problema o te gestionan tu consulta.

Pues no. Cuando la voz odiosa empieza a pronunciar la frase yo ya gritaba un ¡Sí! casi orgásmico pero la máquina dice: "usted ha escogido información de tarifas, diga sí si es correcto..." yo a esto estaba gritando al móvil: NOOOOOOOOOOOOOOO.

Evidentemente la máquina me dice: "disculpe pero no he oído claramente su consulta, por favor, repita" y yo:

"QUEEEEEE MEEEE POOONGAAAAS COOOOON ALGUNA OOOOPEEEERAAAADORAAAAA QUEEE ESTOYYYY HASTAAAA LOOOOS COJONNNN..."

"Disculpe pero no he oído claramente su consulta, por favor, repita"

como yo seguía maldiciendo al final el contestador se ha rendido y dice las palabras mágicas:

No se retire que le paso con una operadora.

Lo que pasa es que como ya estás enfadado, llevas 10 min. peleando con una máquina y te contesta una persona que está hasta los cojo... como tú de ese trabajo, lo que más me irrita es que te conteste una voz, humana eso sí, de tono cansado y pasota:

"Vodafone buenos días, le atiende Pepito de los Palotes en qué puedo ayudarle?"

Respiro hondo y le explico el motivo de mi llamada y te responden con un desganado: "por favor, no se retire que le hago la gestión" y mientras esperas te ponen, una y otra vez, la musiquilla de la compañía que estás harta de escucharla por la TV pero o rallada o a trozos no se oye. Y tu enfado sigue in crecendo hasta que cuando te dicen que ya está y que si quieres realizar alguna otra consulta tienes ganes de decirle: "¿Pero qué gilipo.... se le ha acudido la gran idea de poner un put... contestador? y pero por qué no coj... revisa alguien la put... música de espera que no se escucha nada de nada?" pero en realidad sueltas un: "no gracias muy amable" y cuelgas rezando para que nunca más tengas que llamar.

7 comentarios:

Núria dijo...

Jejeje...Tienes suerte ya que tu consulta era, en un principio, algo sencillo y rutinario. Yo llevo desde que llegué de Japón batallando con Vodafone, ya que antes de irme me di de alta en la promoción Passport, pero se ve que ellos no me la activaron, y las facturas que en un principio debían subir entre 70 o 90 €, pues suben una 945 € y la otra 750 €. Un poco más y me muero cuando las vi. Vodafone reconoció su error ya que mi llamada para activar la promoción estaba registrada, pero quería devolverme el dinero en futuras facturas. El dinero que me deben (porque es mio!) sube unos 1300 €. No hay semana que no los llame y han dicho que si me van a ingresar el dinero en mi cuenta, pero cuando?
Una merd@, noia, tot és un merd@.
Petons!!

teresa dijo...

Yo tambien tuve muchos problemas con amena, hace tiempo, me debian un paston por errores de su facturacion y al final aun no se como depsues de muchos meses (casi un año) me devolvideron el dinero.

Kalikrates dijo...

Hola Ingrid:
No sabes como te comprendo. A veces, aundo veo a algún cliente desesperado con estas compañías, me pongo la coraza de la paciencia y les hago yo la consulta o llego hasta el operador para la reclamación que sea. Se que no es asunto de mi empresa y que se pierde mucho tiempo, pero no soporto ver a alguien estrellándose contra ese muro. De todas formas suele funcionar el repetir a la máquina "quiero hablar con un agente" o cualquier otra cosa, porque no entiende la respuesta y a la tercera o cuarta vez te pasa con una persona de verdad.
Un abrazo.

Kalikrates dijo...

Está bien que recicles y el mal rollo lo hayas convertido en un post, en un post bastante divertido si no fuese por el cabreo que has debido pillar.
Otro abrazo.

Pampanitos Verdes dijo...

A mí una teleoperadora me llegó a preguntar 3 veces por mis datos... para pasarme a otra teleoperadora que me los volvió a preguntar... y al día siguiente me llamaron para pedirme... esos mismos datos.

:-(

Besos!

Orleans dijo...

Jajajjajajajajaja.Muy buenooooo!Qué asquito medan los contestadores,y los malditos móviles con su batería agotada,su saldo agotado,su cargador agotado...sus teleoperadoras agotadas,y tu paciencia bajo cero.
Ahora les ha dado por poner a personas extranjeras que o se enteran un carajo de la historia y ya es cuando te rematan como a un mihura.
Tremendo,chata.Petons,

Daenyel dijo...

Pues qué alivio. No soy el único que odia hablar con contestadores y que cuando preguntan el motivo de la consulta contesta:

HABLAR CON UNA OPERADORA Y NO CON UNA MÁQUINA.