3 de marzo de 2008

"Qui no te memòria que mengi cues de pansa"

Soy despistada, muyyyy despistada, no me fijo nunca en los detalles que normalmente se fija la gente. Y me refiero a detalles importantes. Creo que detalles no es la palabra correcta.
Muchas veces he vivido situaciones en las que me ha sorprendido gratamente que alguien se acuerde de pequeños detalles sobre mi, por ejemplo, si voy a una cena, si algun amigo/a me pregunta cómo me fue la cena de la semana pasada, o como estoy del dolor de garganta que tenía hace 2 días y yo ya ni me acuerdo, etc.
Os voy a contar lo que hice este domingo pasado.
Mi amiga I. vive en Vic y ha tenido un bebe precioso (I.: lo digo de verdad)
Quedamos un amigo común de la universidad A. y yo de comprar un regalo para el bebé y otro para ella ya que en pocos días era su cumpleaños e ir a Vic. Evidentemente mi amigo A. se acordaba del cumpleaños de nuestra amiga. Yo nunca me acuerdo de casi ningún cumpleaños. También sabía cuantos meses tenía el bebé, y yo ni idea. Por mi el bebé podría tener 3 meses – 6 meses o casi un año.
Yo compré los regalos ya que mi amigo A. no podía. No problem. Me fui a la ciudad y compré un par de cosas en la tienda Imaginarium y para ella le compré unos pendientes a juego con un colgante, además de un kit de velas, incienso y aceite aromático.
Con mi amiga I. compartimos piso en Barcelona, conocía su forma de vestir por lo cual sabía qué tipo de pendientes le gustarían. También me acordaba haber visto en su casa alguna vela. Creo que la conozco bien y nos reímos de las mismas chorradas. Aunque pasen meses sin vernos, la complicidad aun perdura. La echo de menos a ella y a su sentido del humor.
Bueno, mi sorpresa fue que al darle el regalo, me dijo que no tenía agujeros en las orejas.
-¿Cómoooooo? ¿¿Desde cuando no tienes las orejas perforadas??
- Ingrid, NUNCA he tenido las orejas perforadas.
-¿¿QUÉÉÉÉÉ?? ¿En serio?
-No pasa nada quédatelas tú.
-¡Ni hablar! Te las cambiaré por otra cosa.
Me tranquilizó saber que nuestro amigo A. tampoco sabía que I. no llevaba pendientes.
Pero también tengo que confesar que si nos dejan alos dos en medio de una ciudad con un mapa en las manos somos capaces de dar vueltas en la misma manzana sin darnos cuenta y además criticar la arquitectura de la ciudad como un poco monótona.
¿Os ha pasado algo parecido?

7 comentarios:

Finestreta dijo...

jajajajajajajaja que bo!!! Jo sóc un entremig estrany, sóc molt observadora però alhora molt despistada... Ara no em ve al cap res semblant que m'hagi passat, però si hi caic ho escriuré!

diesdesomnis dijo...

Jo sí que soc molt observador, però la memòria d'aquestes cosetes em falla. Uns extrems que no s'ajuden, però què hi farem, soc aixi! De totes maneres, el detall era el que comptava, així que si el fallo va ser subsanable, cap problema tu!

ivisca dijo...

hahaha! Yo creo que li hiciste para quedarte con los pendientes!!!
;)

finnegan bell dijo...

jo, qué fuerte... pero vamos, tampoco es de extrañar. damos por hecho que todas las mujeres llevan agujeros para pendientes en las orejas, porque era una costumbre antes hacérselos nada más nacer. así que lo 'raro' es una mujer que no los lleve.

aunque, claro, hoy en día, ya no es raro ni que una mujer no lleve pendientes, ni que los lleve un hombre... y mucho menos los piercings.

en fin, paciència que és la mare de la ciència.

petonets.

Jac dijo...

A mi se me quedan tonterías y se me olvidan cosas mas importantes. Por ejemplo soy incapaz de recordar un solo cumpleaños pero se como le gusta la carne (poco o muy hecha, lo de carne o pescado tambien lo se pero no tiene merito) a cada uno de mis amigos desde el instituto...
besoos

Nuria dijo...

A mi si que me ha pasado pero siendo yo la persona a quien le regalaban pendientes, sin yo tener las orejas perforadas, jajaja. Me puse mis primeros pendientes a los 19 años.
Suelo tener bastante buena memoria (sense menjar cues de pansa...jajaja). Recuerdo los cumpleaños de todos mis amigos y algunos familiares sin necesidad de mirar mi agenda, detalles insignificantes, etc.
Petonets!!

Anónimo dijo...

Ingrid, m'estreno al teu blog.

Després del temps vivint amb la Irene a Bcn sembla mentida no recodar aquests detalls. Jo tampoc ho recordava, certament, no sé perquè em semblava haver vist la Irene amb arracades...pel que sí que tinc bona memòria és per les dates d'aniversari, com a mínim fins ara.
Recordeu com els agrada el cafè als vostres amics?(sol, amb sucre, llet, descafeïnat, etc)