18 de mayo de 2007

la óptica del dinero


En respuesta a un comentario de JAC, tengo que darle la razón. Muchas veces juzgamos a los otros según su poder de adquisición.

Por ejemplo: si una persona de origen africano y religión musulmana le llamaremos "moro" si es pobre pero le llamaremos "árabe" si es rico. Si una mujer le gusta acostarse con distintos hombres le llamaremos "puta" si es pobre pero le llamaremos "de mente abierta" si es rica. Y la lista sería larga, largísima.

Lo hacemos todos, aunque sea inconscientemente. Tener dinero te eleva a otra categoría, pero el problema es que la sociedad al dinero le añade ética. Con esto quiero decir que parece que las personas que tienen dinero se les perdona muchas más veces lo que hacen, y sino, mirar a la tontaina de Paris Hilton, va ir a la cárcel, pero estará separada de las otras reclusas. Seguro que a nosotros no nos separarían de nadie.

A parte de ética, al dinero le añadimos "personalidad", el ser persona. Si una persona no tiene nada es un "don nadie", o sea, queda rebajado a lo más mínimo com ser humano, le tachamos de no existir!!. Fórmula simple: no tienes dinero no eres nadie. Estamos tan acostumbrados a oir esta frase que la hemos añadido a nuestros principios tan ricamente. Démosle gracias al capitalismo. Amén.

4 comentarios:

Orleans dijo...

somos unos clasistas y unos clasistas.Todos,pero todos todos todos.Siempre se nos escapa alguna pedrada en forma de palabra despectiva hacia aquellos que son meros restos de la sociedad.Es triste,es lamentable,es repugnante,pero siempre será.Ojalá hubiera algún resquicio de luz que me invitara a pensar lo contrario,ya que me haría muy feliz...

Orleans dijo...

Quise decir clasistas y elitistas...jeje.Sorry!

antonio dijo...

Bueno, yo discrepo como casi siempre que veo que se generaliza. No pienso que todo el mundo sea así. Sinceramente, es una cuestión de sensibilidad, y no todo es igual de sensible por bastantes motivos que no se pueden describir en un comentario. Leer, viajar, escuchar a los demás, practicar la conciencia ética son algunas de las cosas que podemos practicar para mejorar nuestra inteligencia interpersonal.

Flapy dijo...

Yo tambien discrepo. Además, no quiero ser "tocahuevos" pero los arabes y los "moros" son cosas distintas. De hecho en arabe hay una palabra que se podria traducir al castellano como "moro".

Comparar un árabe con un magrebí es como comparar a un español con un sudamericano, hay muchas cosas en común pero también muchos rasgos diferenciales.

Por otro lado, creo que mas que el dinero que se tenga juzgamos por el dinero que se aparenta tener. Cuantos "personalidades" están en números rojos !! y cuantos "don nadie" tienen cuentas bancarias bien cargaditas....

Mas de lo que os imaginais.