8 de junio de 2007

El poder del olfato


Ayer por la tarde fuí a clase de yoga. ¡Qué bién me sentó! voy poco porqué es a última hora de la tarde o primera de la noche (20:30) y da palo coger el coche e irte a la ciudad de al lado: Figueres. Pero cuando voy (que no es tan asiduamente como debería) vuelvo super relajada. Al final de la clase es la parte de relajación (casi siempre me duermo) estamos tumbados con un cojín debajo las piernas, tapaditos con una manta, bajan la intensidad de la luz y nos ponen musiquilla. Normalmente solo de tumbarme, me duermo e incluso sueño, pero ayer me volvió a la memoria un momento de mi viaje a Japón. Recordé perfectamente que estaba en único "templo" que me cautivó (de eso voy a hablar otro día) no recuerdo el nombre del templo, pero estaba en Nara (Flapy aquí me puedes echar un cable). Dentro solo había espacio para unas 15 personas en fila india y delante teníamos a unas cuantas figuras de buda y creo recordar algunas de algún dios guerrero. Pero lo que más recuerdo fué la sensación de paz. El incienso que quemaba transmitía esa sensación, fué en el único templo que visité que me transmitió "algo", includo había un cartelito en inglés que nos invitaba a disfrutar del olor. Queda decir que los templos son todos muy bellos y vale la pena andar y subir muchísimas escaleras para verlos.
Es curioso que un aroma pueda transmitir tanto. Estoy segura que fué el incienso lo que se me gravó en la memoria. Mucha gente recuerda cosas con solo oler una cosa en concreto, ¿a que sí?
No tengo ninguna foto del interior porqué no estaba permitido pero sí del exterior.









17 comentarios:

Ravi Raja dijo...

Cool blog, i just randomly surfed in, but it sure was worth my time, will be back

Deep Regards from the other side of the Moon

Núria dijo...

Hola!
Nara y Kyoto son dos puntos que Hideo y yo vamos a visitar (a ver si puedo contactar con Flapy antes de ir), porque no tendremos mucho tiempo para viajar, a causa del trabajo de Hideo, pero estas ciudades no me las pierdo por nada del mundo.
Hay personas que tienen un sentido del olfato muy desarrollado. A mi me pasa como a ti. A veces puedo recordar los olores mucho mejor que las imágenes.

Ingrid dijo...

Hola Núria!! La zoan del parque de Nara es preciosa y Kyoto ni te cuento. A mi Flapy me ayudó muchísimo en planear un poco el viaje. Estoy segura que te ayudará en todo lo que haga falta. Cuando vayas recuerda a hacer fotos, millones de fotos.

susi dijo...

Yo recuerdo mi viaje a Japón día sí día también... Sólo te diré que en el menú de boda, en los aperitivos vamos a poner Yakitori!! Ohhhhhhhh very lucky woman ;)

Ingrid dijo...

Susi: jajajaja. Un poco de sake y sushi tampoc estaría mal, eh? ¿Recuerdas tu el nombre del templo?

teresa dijo...

M'encantaria tornar a fer ioga. M'encantava, no sé perque ho vaig deixar!

Ingrid dijo...

Teresa: si pots torna a fer ioga. Crec que tothom ho hauria de fer. Es un regal a un mateix.

Orleans dijo...

Lo que explixas es muy espiritual y agradable.
Imagino que llegaste al templo siguiendo el rastro perceptible al olfato.El olfato es el sentido más antiguo que poseemos,y el que más nos facilita clasificar situaciones,personas o sensaciones en la memoria.
Seguro que cuando piensas en alguien,recuerdas su olor...y luego todo lo demás.Al menos,eso es lo que a mí me sucede.
Qué suerte haber podido estar en el país nipón...yo le tengo pavor al avión.
Un saludito!

Ingrid dijo...

Orleans: es verdad el olfato es un sentido que no le damos importancia y sin el no podríamos saborear la comida, jejejeje.
Yo también tengo miedo a volar, pero el afán por viajar le puede al miedo. saludos guapa

Daenyel dijo...

El olfato es muy importante. Todas las cosas tienen su olor y a veces, aunque no lo percibamos, el olor nos puede hacer cambiar nuestra visión sobre una u otras cosas.
En el libro "El Perfume", el autor pone la teoría de que la belleza también tiene un olor particular y la verdad, creo en parte, estar de acuerdo... aunque sin llevarlo a un punto tan exagerado como lo lleva el libro.

Ingrid dijo...

daenyel:tienes razón en que el olor puede cambiar la visión. Incluso cuando se está enamorado el olor de la otra persona te parece perfecto.
Saludos!

Flapy dijo...

Hola Ingrid,

Perdona por llegar tarde !!.
El templo al que te refieres es el kofuku-ji(興福寺)y al lado, la pagoda de 5 niveles. Precisamente el otro dia, como hacia buen tiempo, estuve comiendo (de bentou) con una amiga en la explanada que hay enfrente.

Sobre lo de los olores, Japon yo creo que es uno de los paises que mas transmite (positivamente) a traves del olor.

Un abrazo desde la lejania.

Ingrid dijo...

Flapy:Gracias, soy tremenda con lo de los nombres!¿y no tuviste ningún percance con los ciervos?jejeje que mal rollo dan.
saluditos

Jac dijo...

Yo el olfato lo tengo un pelin atrofiado...
!Solo me queda un mes para ir a Japón!!!!!

Ingrid dijo...

jac: Waw!!! ya me dirás qué vas a visitar!!!

Jac dijo...

una tourné maratoniana por tokio, hakone,takayama,shirakawago,kanazawa,
kioto, nara y el aeropuerto de osaka :p en 11 días.
Un no parar...entre la panzada a andar y la comiditas de alli sin grasa me rio yo de la dieta de la alcachofa, jeje

Ingrid dijo...

Jac: O.O! jajaja, dieta seguro y arroz blanco por un tubo!!