23 de julio de 2008

El colmo



Hoy está siendo un día raro.
Cerca de mi trabajo, bueno, cerca no, pegado a mi trabajo cada miércoles hay mercadillo y todos los centenares de guiris vienen hasta aquí para comprar fruta y ropita barata. Cada miércoles lo mismo, tengo que hacer un poco de poli malo y echar a la gente que se sienta en las escaleras de la entrada a la oficina.
Esto me incomoda y me violenta un poco pero con mi mejor sonrisa salgo a fuera y los echo educadamente.
Hoy ha sido un no parar y hasta he tenido que subir los colores a un par de personas ya creciditas por dejar su basura en nuestras escaleras.

En fin, después de jornada matinal me he ido pa la playa a desconectar. El camino ha sido un poco lento ya que los guiris creen que la carretera estrecha de por si, es todo suya y no se apartan por nada.
Bueno al final de dar un par de vueltas a ver que parte de la playa me apalanco me he decidido irme lejos de los kytesurfes ya que se pasan las normas por el forro y tu te estás bañando y aparte de vigilar no encontrar ninguna señora medusa, tienes que mirar al cielo para que ninguna cometa se te caiga encima y ninguna tabla te pase por encima de tu cabeza.
Al final me he bañado medio tranquila, me he desparramado encima mi toalla nuevecita comprada de rebajas y he osado leer una revista. Para el colmo me he leído de cabo a rabo un reportage sobre el cancer de piel y los inconvenientes de tomar el sol. Pero es que el agua de mar me hipnotiza y parecía no afectarme, pero ahora... ¿será verdad que tengo la piel más seca? ¿Y esta peca estaba ya ayer? Buff

4 comentarios:

Orleans dijo...

Ay nenaaaaaa,que te ha entrado la vena hipocondriaca!!!!a mí pasa lo mismo que a ti.Adoro el ma,adoro la playa,el sol,etc...pero como soy una pecosa del quince no puedo exponer mi blancurria epidermis al sol y tengo que cargar con mil cremas protectoras,camiseta en ristre,gorra y todo tipo de parafernalia para estar un par de horitas...porque más es meganocivo para mí.Yo cada verano me cuento los lunares...de momento tengo los mismo.Me entran unas paranoias tremendas por el temita.
Ah,te aconsejo que no leas más reportajes de ese estilo;si sabes lo que tienes y no tienes que hacer...el resto sobra..y tortura tu mente de modo innecesario.
Disfruta del mar,mujer!!

Lola dijo...

Yo de momento tengo suerte... me he criado en un pueblo perdido de La Mancha donde el sol te daba hasta en la sombra...
Mi piel se ha acostumbrado a un sol fuerte y en seguida cojo color, me quemo poco, tengo un tono aceitunado todo el año pero en verano en cuanto me da el solete cambio de color instanteamente, da gusto.
Aún así este no es el sol que había, y como tampoco me gusta mucho estar tirada al sol vuelta y vuelta, estoy como mucho un par de horitas y rápido a la sombra.
Me pongo cremitas y cuido que no haya nada raro, pero nada de hipocondrias por dios! que para el poco tiempo que podemos disfrutar del sol, hay que aprovecharse.
Un abrazo!

Kalikrates dijo...

Tomar el sol es malo ... y fumar y comer y eso otro ... y ¿como se llamaba? ¡ah, si!, trabajar, peor todavía.
No te agobies, que los dias para desparramarse en la playa siempre son escasos.

Marta dijo...

Tu ponte protección y así alejas a los fantasmas y a las medusas!!!!.