5 de enero de 2011

NAVIDAD SIN NAVIDAD


Esto es lo que resume estas fiestas para nosotros este año.

La verdad es que estoy triste por esto ya que siempre he imaginado que tener un hijo daba más sentido navideño a la navidad. Se supone que trae alegría y vuelve la ilusión.

Tener un bebé prematuro supone un montón de energía canalizada a tirar "pà lante " como si uno fuera un tanque y una vez dan de alta al peke y aterrizas en casa sale todo el sufrimiento reprimido.

Estas navidades ya pintaban muuuuy tranquilas ya que con el peke no podemos ir a ningún sitio con aglomeraciones (cenas de amigos, comidas de familiares, centros comerciales, cabalgata de los reyes, etc) pero teníamos en mente celebrar la comida de navidad en casa con nuestros padres como cada año, pero el ingreso del peke 5 días en el hospital por pura sorpresa truncó el plan. hasta el mismo 24 no supimos si podíamos volver a casa o no. El cansancio acumulado y nuestros estados de ánimo hicieron que el espíritu navideño brillase por su ausencia. Menos mal que el día 25 nuestros padres nos visitaron toda la tarde y así no nos sentimos tan solos.

Como el peke es tan frágil la gente tampoco puede venir a visitarnos de la forma que a nosotros nos gustaría, así que nos pasamos días en casa cerrados sin poder dar a conocer a nuestro peke y eso... eso jode.

Normalmente el día de navidad es un día que me gusta muchísimo porqué celebramos la comida en nuestra casa con la familia y por la noche reunimos a los amigos para comer las sobras, beber esas botallas de cava que aun no se han abierto y nos damos regalos. ¡Me encanta regalar! El día siguiente "Sant Esteve" lo celebramos en casa de unos amigos y nos hartamos hasta explotar.


La noche de fin de año el que montó la fiesta fue el peke que no quiso dormir, creo que ya apunta maneras, será un fiestero, jejejeje pero por lo menos no tuvimos que ir a ninguna comida del día 1 que eso siempre es cansino.


Hoy es la noche de Reyes y estamos un poco desanimados ya que no hemos podido comprar ningún regalo - solo a nuestro sobrino - (por falta de tiempo)y tampoco no hemos podido ir a la cabalgata de reyes del pueblo, aunque sea muy cutre y reconozcas a los pajes con la cara pintada de negro y te pelees con media docena de abuelas para pilar algún caramelo, siempre es bonito ver la cara de los más pequeños ilusionados. Es una tarde que siempre me ha gustado y además me pongo nerviosa para saber si va a gustar o no el regalo "sorpresa" que siempre cae a J.


Hoy estamos tristes, aunque felices de estar en casa con Lluís, porqué nos damos cuenta que hemos pasado unas navidades sin celebrar nada de nada, sin el estrés de prepara comidas, de comprar regalos sin la sensación de fiesta.


Incluso J montó el árbol de navidad y no me he visto capaz de adornarlo.


Bueno, ya lo he soltado.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que el tiempo de ser felices, de disfrutar con vuestro peke de las fiestas, llegue. Imagino lo agotador que deben de estar siendo estos primeros meses y el esfuerzo se vea recompensado, no tengo duda.

Ánimo, que queda mucho 2011 por delante.

Un saludo.

nerona dijo...

Ostres Ingrid, espero que en Lluís estigui millor!!

Sovint les coses no passen com nosaltres ens les havíem imaginat, i al final un acaba petant per un costat o altre!! Tu desfoga't!

A mi també m'ha tocat la moral no poder celebrar el nadal amb la MEVA família per 2n any consecutiu i haver-ho de fer amb els sogres... però em queda l'esperança que l'any vinent ho faré!!
Tampoc no enténc com hi ha gent jove que celebren el cap d'any a casa en parella sense fer res especial, quan jo hagués donat el que fós per sortir de festa!!!
Què hi farem!!! Arribaran temps millors!!!

Anónimo dijo...

Ingrid, reina, que en vindran molts més de Nadals i Reis! Ara estàs molt xuff, pero recorda que al novembre ni tant sols sabies segur si podries tenir el nen a casa per festes... que tenir-lo al hospital si que hauria estat depriment! Que consti que em faig càrrec de la situació i per aixó també t'excuso de trobar els nostres Reis cutres, perquè si sabessis la feinada que ens porten, les hores que hi perdem, el cansament, l'enrenou de lligar tots els caps amb els pocs medis que tenim, l'estrès perquè tot vagi a l'hora, i tot plegat, ja els veuries més macos! Sort que l'any vinent ja gairebé ni te'ls miraràs, perquè només tindràs feina a mirar en Lluís la cara d'emocionat que hi posarà en veure'ls!
Aupa anims i con si et fessin una foto...Lluiiiiiiiis!!!!!!!!!!

Rosa.( Em sembla que m'agradaría posar-hi "àvia d'en Roc, jejeje)

teresa dijo...

Ingrid! Endavant que ho fas molt bé. D'aqui a un any amb el petit corrent per casa ja ni t'en recordaràs del Nadal! ànims!reretr