12 de febrero de 2011

CAMBIO DE RITMO


Mi rutina diaria ya no la marca ni el trabajo, ni el ocio los fines de semana, ni las series de TV que tanto me gusta seguir, no, mi rutina la marcan los biberones.

tanto de día como de noche toda mi energía y mi mundo gira entorno a la hora de comer de mi peke. Y eso que con el biberón solo tardo 10 minutos a que el peke esté llenito, pero después le tengo que dormir y pasamos la mayor parte del día él encima mio o en mis brazos.

Ya se que mucha gente piensa que tener el bebé en brazos es acostumbrarlo mal y que será dependiente (yo misma me incluyo) pero al ser un bebé prematuro y al estar 2 meses en una incubadora nos aconsejan de coger en brazos al peke el tiempo que nos pida.

Por lo menos por la noche nos deja dormir, bueno, corrijo, me deja dormir a mi ya que el padre aunque caiga una bomba no se despierta, jejejeje.

Las primeras semanas solamente dormía encima mío y yo andaba preocupada, no le estaré mimando demasiado, no le estaré acostumbrando a formas de vivir distintas, etc. hasta que en un foro de madres, plasmé mi miedo y muchas madres de bebés prematuros me contestaron que sus bebés también dormían encima de ellas y lo que me tranquilizó fue que una de ellas me dijo que su bebé poco a poco se fue despegando de ella y que al final se duerme solo en su cunita.

Y esto es lo que ha pasado: noche tras noche mi peke se despegaba de mi, al cabo de unas horas de dormir pegado a mi se removía hasta que lo dejaba en su cunita. Ahora se duermo solo en su cuna.

Llegué a plantearme colocar su cuna pegada a nuestra cama y así hacer el "colecho" y de esta manera dormir con él pero sin estar pegados. Creo que era tal mi necesidad de contacto con él que yo también dormía mejor si podía abrazar a mi bebé. Poco a poco mi necesidad ha ido desapareciendo.


A lo que iba, los biberones marcan mi día, cuando se come o se cena, cuando se sale a pasear, cuando podemos hacer las tareas de la casa, las duchas, etc, toooooodo gira entorno las tomas del bebé.
Al haber nacido con taaaan poco peso: 890 gramos, la comida para nosotros es muuuuy importante. Ahora con 4 meses (2 meses de edad corregida) pesa 3 kilos y medio. Es poco peso aun pero para nosotros es todo un récord.

3 comentarios:

Pampanitos Verdes dijo...

Me identifico con lo que cuentas de la dependencia (en mi caso pecho y biberón) y del posible exceso de mimo. Cuando fuí a casa a pasar unos días, me dijeron que las madres mediterráneas somos así de protectoras en general, y que no me dejara amedrentar por lo que me dijeran las anglosajonas, que son bastante más despegadas de sus hijos. Mientras enseñemos al bebé a sentirse seguro sin contacto directo con nosotras cuando llegue el momento, yo creo que ahora que son tan pequeñitos no debemos sentirnos culpables por querer abrazarlos muy a menudo.

teresa dijo...

Els nadons necessiten braços quasi tant com mejar i dormir. En el teu cas, l'escalfor i l'amor que li donés és or tant com els bibes. No li neguis una cosa tan bàsica com les teves caricies. Ell és petit i necessita que el mimin. Mai entendré això de que "es malcria " un bebe per donar-li massa carinyo. Al contrari, crec que és donar-li el que els humans necessitem més però que la nostra societat ha rebutjat.

Nuria dijo...

Nena !!!
Vaig tan despistada (desde fa un any) que no sabia que havies sigut mama !! Moltes felicitats, guapa !!! I benvinguda al club !!
El teu nadó és preciós !! Gaudeix molt del día a día, que creixent molt ràpid.
Petons !!