16 de julio de 2007

NIÑOS... O ¿PERROS?

Leyendo el blog de Núria http://nihonmonamour.blogspot.com/ me he acordado del amor que tienen la mayoría de japoneses a sus mascotas.
Paseando por Harajuku junto con Susi y Simón nos paramos en un escaparate de una tienda de disfraces y al ladito había una tienda monísima y mi Susi entró pensado que era ropa para bebe, pero lo que era era ropita para perros, jejeje, nos reímos un rato e hicimos la foto de rigor, pero en la misma tarde en Roppongi Hills Susi se acercó a una chica para acariciar al perrito y ella se pensó que queríamos fotografiarlo y lo hizo posar, echamos las fotos por no parecer maleducados y nos fuimos pensando que la chica estaba chiflada, pero estoy segura que la chica pensaba que los chiflados éramos nosotros y nos dejó fotografiar al perro por educación, jajajaja.
En un centro comercial de una ciudad entre Yokohama y Tokyo nos encontramos con Susana y su marido una tienda preciosa que se llamaba "Mother's Garden" y en la misma tienda había juguetes para niños "humanos" y justo en la otra mitad de tienda había ropa y complementos para perros, desde disfraces de abeja, mariquita, de godzilla a mantitas para taparlos, etc. Salimos de la tienda un poco flipadas e indignadas (claro, nosotras lo juzgamos según nuestros parámetros occidentales, su marido ni se dió cuenta)

5 comentarios:

Núria dijo...

Hola Ingrid! Me ha hecho mucha gracia tu entrada de hoy. Cuando trabajaba en la clínica veterinaria la verdad es que vi de todo. Desde gente que no se preocupa para nada de sus mascotas a casos exagerados donde el animal tiene incluso habitación propia (recuerda que trabajaba en la Bonanova, barrio de nivel económica alto). A mi, aunque me encantan los animales, y amo a mis mascotas formando parte de nuestra familia, no son personas.
Lo que si le pienso comprar a mi perra es un abrigo en Japón. Ella los usa en invierno, ya que al ser raza pequeña (y aquí hace bastante rasca), le viene bien. Vi unos abrigos muy graciosos en un blog (no recuerdo cual) por lo que me hace gracia. Pero disfraces de abeja, mariquita,...jajajaja. Hay extremos, verdad?
Petons, guapa!

Orleans dijo...

Ostras,me ha hecho gracia eso de que se equipare un bebé a un animalito.Hombre,puestos a buscar similitudes,encontraríamos bastantes...aunque puedo entender perfectamente que haya gente a la que no le guste nada ese hecho.Ojalá encontrara yo un disfraz de mariquita o libélula para mi pequeñín pelut en algn tiendecita de animales!
Petons!

Nuri dijo...

que monada ojala hayan disfraces para cobayas que monada.

Ingrid dijo...

núria: ya verás como encuentras algo monísimo para tus gatos y perro.

orleans: a mi no me molesta que se disfraze a los animales (siempre que a estos no les moleste) pero unir en una misma tienda juguetes para bebes y ropa para perros...

nuri: seguro que encuentras algún disfraz super monooo y super mamgaaa

¡¡gracias guapas por estar aquí cada día!!

ivisca dijo...

Yo en navidad quise vestir elegantemente a mis 4 gatos pero salió mal.... uno casi se vuelve loco porqué quería envolverlo con papel de regalo (no todo! sólo el adomen), el otro no me habló en una semana porqué le puse un lacito en el cuello, el otro me arañó con sólo ver qué le hacía a sus hermanos y el último, mi preferido, escapó de casa, volvió después de reyes muerto de hambre.
La próxima vez los llevo primero al japón y los amenazo que los dejo ahí si no se dejan mimar!!!!