30 de octubre de 2007

Dia de Feria

Bueno voy un poco escasa de temas para poder poner en el blog pero os contaré lo que hice domingo.
El domingo fuimos a las ferias de Girona y la verdad aún no se porqué cada año deseo ir. Fue una pesadilla: tardamos una hora (literalmente) para poder aparcar, cuando ya nos íbamos apareció un buen samaritano que esperó a sacar su coche hasta que no llegasemos junto a él. Evidentemente tuvimos que caminar un montón para llegar a las atracciones.
No me monté en ninguna porqué me estoy volviendo una miedica a marchas forzadas. Cada vez se parecen más a máquinas de torturas. Te suben y te bajan te menean dando vueltas a una velocidad que ni en una autopista está permitido.
A parte de tener los pies destrozados de caminarrrrr a pasos lentitooooos, te quedas medio sordo, primero de la música machacona y de los que están en las tómbolas. ¡¡¡Madre mía hasta ahora sortean PSP y Wii!!! ¿y las muñecas chochonas dónde están?Un regalo que vi y que no entendí fue que se sorteaban megáfonos O.O!
Y vas chocando con un montón de cochecitos que seguramente que los niños que van montados a ellos solo comen polvo y ven piernas.
Cuando el hambre aprieta tienes pocas opciones: o algodón de azúcar, manzanas cubiertas de caramelo o churros. Yo siempre opto por los churros y acabo peor que si hubiera subido en una montaña rusa. Por cierto ¿alguien sabe porqué se llama montaña rusa?
Sigo: Lo mejor de todo fue una paradita donde te sacaban una fotillo con tu novi@ y te la daban dentro de un llavero en forma de corazón. Pues había cola para ello. Y Yo para no ofender a nadie no hice ninguna foto, pero la escena era digna de la peli : Yo soy la Juani.
Al cabo de unas 4 horas nos volvimos para casa, con las piernas rotas, los zapatos ni os cuento de polvorientos, la tripa mareada y los bolsillos vacíos.
Pero a todo esto el año que viene volveré a ir.

5 comentarios:

k dijo...

Ay, bonita, pues las ferias son parecidas en todos los sitios. Yo hace mucho que no voy porque me agobia mucho.
Creo recordar que la montaña rusa se llama así porque efectivamente el origen es ruso, solo que lo hacían en laderas nevadas; ya lo comprobaré y te lo confirmo.
Ya tiempo sin aparecer por aquí, eh? Te echaba de menos
Un abrazo

Jac dijo...

Me gustan las ferias...
no espera, las odio... no se...


Besooos!!!

(¿me puedes conseguir el teléfono del artista de los llaveros en forma de corazón?, es para amargarle la existencia)

Orleans dijo...

Una experiencia común contada con una gracia brutal.Jajajajaja.La verdad es que dices que no tenias gran cosa que explicar,pero te has lucido,chata!
La feria,esa gran desconocida que todos odiamos,pero a la que no dejamos de ir.
Yo soy igual de miedica que tú,así que pa que me torturen,me quedo con los abrigos del personal en tierra.
Ay,como echo de menos las chochonas.Malditos megáfonos:que por saco dieron los niños a todas horas con semejante cacharro(en plena madrugada emulaban el sonido de una ambulancia,de la poli,de un arresto...)
Por último,al igual que Jac,pásame el telefono del tio de los corazones...Que joooooorterrrrradaaaa!

Nuri dijo...

creo que has descrito perfectamente lo que se siente al ir a la feria...XD
a mi personalmente me encanta el algodón de azúcar, de echo solo quiero ir a la feria a eso XD
estas navidades la ponen aquí en Valencia.
Yo nunca me subo a nada, no por el miedo sino porque me mareo solo de pensarlo...
Si te pasas por mi blog verás el video que he subido de la fiesta que hicimos de Halloween este miercoles.

Un beso guapa

Pampanitos Verdes dijo...

Pues sí. Todas las ferias son iguales. Como los mercados medievales. Y tooooodos los años toooodos picamos y terminamos yendo porque nos gusta pensar que quizás haya algo nuevo, emocionante y diferente a lo del año anterior. Pero no.
También ha desaparecido el otro gran protagonista de las tómbolas: el perrito piloto.
Un besito!