24 de noviembre de 2008

excursión a la búsqueda de macacos
























































Ya estoy de vuelta en casita y de regalo me he traído dolor de garganta que se anticipa a un catarro, estoy más pobre que nunca y las navidades a la vuelta de la esquina, o sea, que de regalo creo que haré un recopilatorio de mis aventurillas en Asia y a correr.

Una de las tardes en Singapur, mi compi Montse y yo nos decidimos a ir a la caza y captura de los monos que corren por los bosques-jungla de Singapur, equipadas devidamente: yo con mi vestido negro con florecillas blancas y mis chanclas y ella con sus piratas tejanos y sus deportivas Roxy (eso sí, monísismas)

En nuestro petate había un repelente de mosquitos, agua y nuestras cámaras de fotos.

Ya tendríamos que haber sospechado algo cuando el taxista nos preguntó como unas 10 veces si había entendido bien el sitio, pero al llegar al parking del parque natural vimos que la gente iba equipada con pantalones "ciclistas", deportivas para correr, no para adornar los pies y no digamos ya con vestido y chanclas, como iba una menda: "Antes muerta que sencilla".

Solo de poner un pie en la ruta de la montaña una serpiente nos cruzó el camino y yo encantada de la vida (lo que se cambia cuando se está de vacaciones) y las dos cuesta arriba, sudando como nunca y eso que en Singapur se suda de lo lindo esperanzadas en ver macacos. Pues nada de nada, solo vimos más serpientes, un montón de palmeras y lianas, solo faltaba Tarzán y cartelitos donde se nos recordaba que no podíamos dar de comer a los monos.

Exhaustas llegamos a la cima y oímos tronar como nunca y decidimos bajar, desanimadas y temerosas de la tormenta que nos esperaba.

Al final, no nos llovió y además pudimos ver a los famosos monitos pero ellos sí que saben, porqué estaban tan tranquilos en el parque al lado de la carretera, nada de jungla ni de alturas.

Os pongo alguna foto para que podáis ver la pinta que hacíamos.










5 comentarios:

JoCkEy dijo...

Para que se van a cansar subiendo la montaña pudiendo estar al lado de la carretera que es donde más comida les van a dar? xD

Espero que lo hayas pasado bien!

Saludos!

Marta dijo...

Jajaj, un atuendo muy mono para la Selva, jajajjaja!.

Orleans dijo...

Ostraaaaas,bienvenida a casa.Debo reconocer que llevo cierto desconectada,y que me he perdido alguno de los episodios de tu viaje,pero no temas,que me pongo en nada al día.
Estos monitos aparte de lndísimos,son inteligentísimos.Os dísteis la paliza padre para verlos,y resulta que están a pie de carretera.Lógico,es más fácil que encuentren cualquier basurilla por allí de parte de algunos humanos despistados,que tener que esfrozarse en la selva por hallar alimento.
Bueno,cuanto menos,nos los pones en las fotitos.
Un beso.

Nuria dijo...

Ayyy...que tenemos que ir mejor preparadas, pero anda que no me ha pasado veces esta misma situación ;)
Los monos, pues eso, monísimos !
Petons !!

Daenyel dijo...

Jo, yo también quiero hacer una excursión así.