6 de noviembre de 2008

Singapur!

Ya he llegado a Singapur y después de más de 1 día de viaje, la primera sensación ha sido buena.
Eso sí, el calor me ha golpeado una vez he puesto el pie en el tunel que comunica el avión con el aeropuerto. Hemos pasado de -46ºC a 32ºC de golpe y me ha pillado en forro polar.
No se cuantas veces nos han servido comida, una tortura, ya no sabíamos si estábamos cenando, comiendo o desayunando. Cuando estaba dormidita me han despertado para preguntar si quería helado o noodles. Obviamente he optado por un helado y menos mal porqué al cabo de una hora o dos (la noción del tiempo la tengo un poco alborotada) nos han dado de comer otra vez.
No puedo explicar muchas cosas más ya que solo llevo unas horas aquí, pero esto sí son unas vacaciones.
Primero hemos llegado al apartamento de nuestra familia anfitriona y tienen un apartamento monísimo, una mezcla de decoración europea y japonesa. La cena ha sido de comida casera japonesa, ¡Cómo he disfrutado!
Solo de llegar nos hemos bañado en la piscina de los apartamentos a la luz de la luna y bajo las miradas de los vecinos curiosos, pero a mi me ha sabido a gloria después de 12 horas y media de vuelo.
Mañana iremos a una agencia de viajes para decidir dónde iremos. Por ahora gana Bangkok.

3 comentarios:

Josep Lluís dijo...

¿Te apetece comer algo?... Bueno, me alegro de que hayas llegado, aunque sea con el polar a cuestas y con una indigestión. Ahora después del baño a disfrutar. Ya nos irás contando. Te sigo atento.

Quicoto dijo...

Parece que el vuelo ha sido duro.

Que curioso ir a Singapur y comer comida japonesa :P

saludos !!

Orleans dijo...

La primera impresión ha sido impactante,eh????
Jajajaja.Menudo contraste de temperatura,chiquilla!!!
Qué buen recibimiento,no?Y encima dosis de piscinita para relajarse.Si no eres tú quien lo cuenta,casi ni me lo creería.Jejeje.
un petó